Asustralia

Todo el mundo ya sabe que en Australia hay algunos bichos peligrosos. ¿En serio? ¿Algunos? Australia debería recibir el nombre de ASUSTRALIA! ¡Todo animal parece haber evolucionado para matar humanos o todo lo que tenga alrededor!

En nuestra ruta de sur a norte, de Perth a Darwin, tuvimos la sensación de estar en el remake de Cocodrilo Dundee. El primer día que nos subimos al coche vimos unos 30 animales muertos en la carretera. La mayoría de ellos canguros en las cunetas, pero también vimos vacas hinchadas y con las patas tiesas, seguramente arrolladas por los gigantescos camiones tren (train trucks) que circulan por toda la isla. Las liebres aplastadas siempre estaban rodeadas de grandes cuervos y águilas picoteando los restos, esperando hasta el último momento de llegar el coche para emprender el vuelo. A veces eran las propias águilas o cuervos la cena para las demás aves.

El primer canguro que vimos vivo, estuvo vivo 2 segundos.

MARTA MAX, como la bauticé a partir de ese día, se lo llevó por delante. Otro coche que circulaba en sentido contrario casi lo vuelve a arrollar. No hubo tiempo ni para pestañear, pese a que clavamos los frenos el animal salió de los matorrales cercanos y fue imposible esquivarlo.

Bajamos a comprobar como estaba el animal que había quedado tendido en la cuneta, estaba muerto. Preguntamos al chico australiano que también paró el coche que qué debíamos hacer y nos dijo:

¿Está muerto? Entonces no hay problema esto es muy normal.

No, no es normal pensamos, esto no es un mosquito, pesa unos 30 kilos! Proseguimos sin embargo nuestro camino al norte y un par de las decenas de pájaros kamikaze que se lanzaban a por el coche buscando pasar lo más cerca de las ruedas acabaron en nuestro radiador.

En Darwin decidimos relajarnos del estrés de conducir por tierras australianas y nos alojamos en un airbnb. Fue aposentarse en la casa y mientras estábamos tumbados en el sofá viendo la tele hizo aparición una araña gigante, no exageramos de verdad, que corría como mil demonios y se escondió detrás del televisor.

Dios, un infierno de lanzamiento de zapatos, empujarla con un palo hacia la ventana… Al final llamamos al propietario y nos dijo que era normal que había muchas arañas de estas y que eran inofensivas. Marta se quedó muy tranquila con esta explicación. Seguramente era una Araña de Hunstmann, muy grande pero inofensiva, no como el caso de la Araña de Sydney (Atrax robustus) que es una de las 3 arañas más venenosas de la tierra y la más venenosa de Australia.

Al día siguiente pensamos en ponernos los bañadores e ir a la playa. Que ingenuos. El chico del airbnb nos dijo que era temporada de medusas mortales, que había muchas avispas de mar. La Avispa de mar (Chironex fleckeri) o medusa de caja, es el animal más mortal de Australia, que desde el año 1883 lleva 80 muertes gracias a su numerosos tentáculos con millones de arpones venenosos.  No es la única, también tienen la Irukandji (Carukia barnesi), una mini medusa pero también mortal.)

Y que además Darwin es una zona de Cocodrilos de agua salada, que eran muy peligrosos y que podían llegar a pesar 1000 kg. Además de protagonizar ataques violentos tienen la mordida más fuerte del mundo. Algunos en Darwin prefieren experimentar la Death Cage en el recinto de Crocosaurus Cave. Nosotros no nos arriesgamos!

Marta y yo nos miramos en plan Chloe y abandonamos la idea de ir a la playa. Nos fuimos a dar un paseo por el barrio y al puerto que teníamos cerca. En el camino un par de lagartos saltaron de un árbol al suelo haciéndonos saltar a nosotros del susto, un pájaro negro nos sobrevoló graznando y otro blanco se puso con las alas abiertas a gritar como un poseso mirándonos desde el suelo de manera desafiante.

Cuándo viajamos al sur pensamos que la cosa se calmaría… En nuestra primera estancia de Couchsurfing en casa de un granjero cerca de Adelaide y ayudándolo con el rebaño, mató dos serpientes cerca de dónde estábamos y nos contó que eran mortales pero que no eran la famosa Serpiente Marrón Oriental (Pseudonaja textilis). Esta posee el segundo veneno de serpiente más mortal del mundo. Ninguna otra serpiente australiana se lleva tantas vidas como esta cada año. Nos contó que hay antídoto, pero que si no estas seguro de que la serpiente que te ha mordido sea esta y te inyectan el antídoto, éste también te matará. Además cada hospital posee sólo un vial de este antídoto, ya que es caro de producir y caduca cada 7 días.

En Australia hay más de 200 tipos de serpientes, de los cuáles 70 son mortales. La Víbora de la Muerte (Acanthophis antarcticus ), la Taipán de la Costa (Oxyuranus scutellatus) con los colmillos más largos del mundo (13 mm) y también tiene el tercer veneno más tóxico.

Paseando por la costa nos encontramos media foca, seguramente de algún gran tiburón que le dio un bocado. En los tres océanos que rodean Australia a parte de las medusas y los cocodrilos, puedes encontrar, o mejor dicho, te pueden encontrar… el Tiburón Blanco, el Tiburón Toro, el Pez Piedra, el Pulpo de Anillos Azules (Genus Hapalochlaena que tiene suficiente veneno como para matar a 26 hombres adultos de un solo ataque) o el Caracol Cono, si un caracol!

Bueno… siempre nos queda el curioso Ornitorrinco (Ornithorhynchus anatinus). Tan entrañable y raro él. Es un mamífero que pone huevos, tiene pico y patas de pato. Caza sus presas por elecrolocalización y da la leche a sus crías a través de los poros de la piel ya que no tiene mamas. Y… el macho tiene un espolón venenoso!

En serio… ¡ASUSTRALIA!

Sin Comentarios

Deja un comentario