Australia: La Great Ocean Road

La gran carretera del océano de 243 kilómetros recorre la costa sur-oriental de Australia, entre las ciudades de Torquay y Allansford, comprendidas en la región de Victoria. Construida por soldados que volvieron de la guerra entre 1919 y 1932 y dedicada a los soldados fallecidos durante la Primera Guerra Mundial. El camino es un monumento serpenteante a lo largo de la costa con acceso a varias vistas espectaculares de la costa australiana.

Con nuestro pequeño Hyundai i20 recorrimos este tramo espectacular de carretera dónde pudimos ver las formaciones causadas por la erosión del mar. El Grotto y las Gibson Steps, unas escaleras que bajan por el acantilado hacía la playa, aunque cuando las visitamos estaban cerradas debido a la fuerza del oleaje. Los parques colindantes ofrecen la posibilidad de ver koalas y emúes por doquier.

Los doce apóstoles impresionan a lo largo de varios puntos de la ruta, al ser visibles todos juntos alineados delante de la costa conforman una vista espectacular, aunque desde 2005 ya no son 12, en 2005 colapsó el noveno apóstol y ahora sólo quedan ocho enteros. El embate de las olas no perdona e irán cayendo sucesivamente mientras que nuevos se irán formando. Es el caso del London Arch, anteriormente era el London Bridge por su parecido con el puente londinense, sin embargo en 1990 colapsó dejando atrapados encima a dos turistas que tuvieron que ser rescatados en helicóptero. El London arch acabará por caer y pasará a convertirse en un apóstol en lugar de un arco.

Estando en la GOR os recomendamos desviaros a la zona interior para hacer la ruta de 12 Apostles Gourmet Trail. Nosotros la hicimos desde Port Campbell y cargamos provisiones, a parte de degustar algo en cada sitio. En el Mousetrap (ahora llamado Timboon Cheesery) y en la quesería Apostle Whey Cheese nos llevamos varios quesos “Aussies”, muy recomendable el Blue Vein de esta última. En G.O.R.G.E Chocolates nos habríamos llevado la tienda pero nos controlamos y nos llevamos unas barritas de chocolate con licor y frambuesa. Y por supuesto vinitos, en Newton’s Winery, nos llevamos una botellita para preparar una gran cena.

La costa sur australiana es conocida por los numerosos barcos hundidos, algunos de los cuáles aún se pueden ver restos del armazón cuando la marea esta baja. En la zona de Torquay y en sus playas cercanas se acumulan los surfistas de todas las edades, en Torquay se encuentra también el origen de la prestigiosa marca surfera Rip Curl.

Nosotros paseando por la costa encontramos lo que parecía la mitad de una foca, así que por el tamaño del animal quizás algún escualo de gran tamaño rondaba por ahí.

Al final no tuve la oportunidad de practicar surf en Australia dada la repentina vuelta a Barcelona, aunque viendo a la pobre foca la verdad es que habría estado más pendiente del mar que de la tabla.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp