Comprar una moto en Vietnam

Cuando nos decidimos finalmente a hacer el viaje, había algunos países que sabíamos no faltarían y uno de ellos era Vietnam. Soñábamos con ver los campos de arroz, su gente, su sonrisas…

Soñaba con cruzar el país en una moto. Sabíamos que los mochileros la compraban en una punta y la vendían en otra. Albert creía que me había vuelto loca, que era una idea romántica pero que no era tan fácil como me pensaba.

La primera moto que habíamos llevado en nuestra vida había sido un par de semanas antes en Koh Chang. Una simple scooter en una pequeña isla sin tráfico.

Al final, convencí a Albert y me mandó a preguntar a una chica que paseaba por la calle mochilera de Saigon con un anuncio colgado en el pecho. Resultó ser Sarah, la dueña de nuestra primera moto, con la que estuvimos dos días en Saigon haciendo turismo y clases de conducción en un parque. En ese momento dudábamos si comprar una sola moto o dos.

Por favor, no lo dudéis! Comprad una para cada uno! Son motos muy básicas que apenas llegaban a los 70km/h. La carreteras están en muy mal estado como para ir dos en una moto con dos mochilas.

  

Al día siguiente para asegurarnos que era buena idea comprar otra moto, alquilamos una scooter para hacer una excursión a los túneles de Cu Chi. Albert salió de Saigon con su nueva moto y yo lo seguía con la automática. En los semáforos se ganó el respeto de todos los locales haciendo un par de caballitos involuntarios al ponerse la luz en verde.

Volviendo hacia Saigon, llegó el momento de que yo hiciera practicas. No me decepcioné, la supe llevar bien y llegué a Saigon en hora punta y de noche. Prueba superada!

Al día siguiente compramos otra moto a unos chicos alemanes con los que había contactado a través de la página Craigslist, la página dónde los turistas ponen sus anuncios para vender las motos.

Ya éramos los dueños de dos Honda Win preciosas! La Cuchi-Cuchi de Albert, bautizada así después de su primera excursión, y mi Fiera Alada.

 

Nunca hemos estado tan cansados físicamente pero a la vez tan vivos y llenos de energía positiva, y en los casi 10 años que llevamos juntos, no había visto a Albert con una cara tan llena de felicidad y libertad como la que le vi en la carretera montado en su Honda Win.

Consejos

  • El precio estándar de compra venta de estas motos es de unos 250$, aunque puede variar según el estado en que se encuentren y los extras ofrecidos.
  • Se pueden buscar anuncios en la página web de Craigslist con anterioridad o ir directamente a la zona mochilera de la ciudad y buscar los anuncios colgados en bares o en las propias motos aparcadas en la calle.
  • Normalmente se consiguen mejores precios en la calle, ya que mucha gente tiene el vuelo en los días siguientes y le interesa recuperar gran parte de la inversión. Venderla a un taller local es otra opción pero ofrecen menos dinero.
  • A priori recomendamos comprar a turistas que a talleres, por el precio pero también por una mayor confianza. Es una compra a ciegas y por intuición, pero al menos se trata de una inversión pequeña.
  • En Hanoi suele haber más oferta que en Saigon puesto que hay más gente que empieza la ruta desde el sur. Aunque también hay oferta en Saigon.
  • Al ir a comprar la moto, pedir la ficha de la moto y comprobar que el número de registro corresponde con el bastidor de la moto (normalmente lleva dos gravados la moto) y la matrícula.
  • A veces las motos más bonitas están simplemente repintadas con spray, un buen detalle en el que fijarse es el motor, no recomendamos las motos con los motores pintados de color negro. Mejor ver el color del metal y si está muy oxidada o no.
  • Intentar buscar una moto que lleve un casco relativamente bueno, y si se va por poco tiempo, recomendamos llevar un casco de casa, puesto que serán mucho más seguros.
  • Recordad que no es legal conducir como turistas en Vietnam, pero hacen la vista gorda siempre que respetes los límites de velocidad. Hazte a la idea que tu velocímetro no funcionará, así que adapta la velocidad a la de los locales especialmente cuando veas a la policía.
  • Lleva el casco puesto! Por seguridad si te importa tu cabeza y también por que aunque veas que los locales no lo llevan si te ven sin él te multaran sólo a ti.
  • Revisa que las luces alumbren algo! No te pase como a nosotros y tengas que ir a ciegas confiando en la moto que va delante.
  
  • Recomendamos llevar unos dolores en el bolsillo por si te paran y sobretodo, no entregar nunca el pasaporte y la ficha de la moto a la policía, porque sino estás en sus manos y dependerá de la suerte de agente que te toque.
  • Es fácil conseguir gasolina, pero intenta llenar el depósito en pueblos o ciudades.
  • Tendrás que hacer el cambio de aceite cada 400km aproximadamente, pero es muy barato y encuentras muchos talleres en la ruta, al igual que para reparar posibles pinchazos.

2 Comentarios
  • Anna BG
    Publicado a las 18:36h, 25 marzo Responder

    Vaya cracks!!!!

  • vamosalgramo.com | Emiratos Árabes Unidos: Dubai
    Publicado a las 14:02h, 25 julio Responder

    […] Debido a este viaje precisamente tuvimos que acelerar nuestras anteriores etapas en motocicleta por Vietnam y Laos, y asegurarnos que teníamos el pasaporte oficial español en regla, ya que el pasaporte […]

Deja un comentario