Nueva Zelanda: Hobbiton

Un punto indispensable en el itinerario de cualquier amante del universo Tolkien es sin duda la recreación de la Comarca (The Shire) en el Hobbiton Movie Set y que se ubica cerca de la población de Matamata en la isla norte de Nueva Zelanda.

Hobbiton Movie Set

501 Buckland Rd, Hinuera, Matamata 3400, Nueva Zelanda

La entrada de adulto cuesta NZD $79.00 (dólar nueva zelandés) que al cambio son unos 47€. También la posibilidad de hacer el tour del aterdecer dónde a parte de visitar el complejo se puede degustar de una cena de comida Hobbit en el The Green Dragon Inn y luego recorrer parte del complejo bajo las estrellas… Recomendado para muy fans o hobbits y elfos enamorados, ya que la entrada cuesta NZD $190.00 por persona (113€). Es recomendable reservar con antelación, especialmente el circuito del atardecer ya que sólo lo realizan dos días a la semana, miércoles y viernes, y suele estar muy solicitado.

El tour se puede reservar por internet en la página de Hobbiton Tours o bien en la localidad de Matamata en el centro de información de i-site .

Después de un breve recorrido por el terreno que alberga el complejo, en uno de las decenas de buses que tienen salidas cada 15 minutos, se llega a la entrada de Hobbiton dónde la guía pondrá a prueba la memoria de los fanáticos preguntando si recuerdan en que momento de la película salen determinadas escenas de La Comarca. La verdad es que en la totalidad del complejo quizás se rodaron unos pocos minutos y mucha de la parte creada ya es simplemente para hacer atractiva la experiencia de explorar Hobbiton. No obstante la sensación es de estar en una pequeña aldea que podría ser real, a no ser por el hecho que detrás de las puertas no hay ninguna casa hobbit!

Después de llamar a algunas puertas en busca de Hobbits uno tiene que dirigirse a dónde es más probable encontrárselos, en el bar!

En el The Green Dragon Inn

Que malo, lo sé… Perdón! Para acabar uno puede escoger entre 4 bebidas, 3 cervezas (una de ellas sin alcohol hecha de jengibre, la Frogmorton Ginger Beer) y una sidra, la Sackville. Nosotros, como no podía ser de otra manera después de recorrer toda la Tierra Media, optamos por la Girdley Fine Grain, una amber ale que la verdad estaba muy buena.

Aunque después de comer «Pan de lembas» durante todo el viaje todo sabe a gloria!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp